Te regalo una pregunta


Una herramienta desde el coaching para usar en cualquier acción formativa

Desde el mundo del coaching pero pasando también por las manualidades, nos llega esta herramienta que podemos denominar ‘Te regalo una pregunta’.

‘Te regalo una pregunta’ es una frase que hemos oído en los cursos de cualificación como coach profesional, cuando se nos hace ver a los que nos introducimos en este maravilloso mundo la potencia de ese instrumento de descubrimiento que es la pregunta.

En mi caso personal, no recuerdo el momento exacto en el que Juan Carlos de la Osa la pronunció, pero seguramente pudo ser cuando hablábamos de los principios que distinguen al coach del consultor: en la consultoría el éxito depende de lo que el consultor sabe (su principal activo como profesional son las respuestas), mientras que en el coaching el foco está en lo que el cliente puede desarrollar y alcanzar por sí mismo (con el apoyo incondicional del coach que le acompaña con sus preguntas retadoras).

Si la pregunta es una herramienta de descubrimiento que potencia a nuestro cliente y como tal es una oportunidad que le proporcionamos (un regalo), ¿por qué no materializarlo como tal?

La pregunta en el coaching es el mejor regalo que el coach puede hacer a su cliente

Esta idea surgió cuando estaba preparando un taller práctico sobre ‘Selección de personas en la era digital’ para jóvenes licenciados (ahora habría que llamarlos propiamente egresados, aunque nos suene a americanismo). Aunque la primera idea era ‘regalar’ esa pregunta oralmente y en público conforme se iban presentando (sin necesidad de que fuera contestada ni inmediata ni públicamente), enseguida derivó hacia la plasmación del regalo en forma de tarjeta, ficha… o un post-it que fue la opción por la que me decanté finalmente. De ahí a buscar en internet cómo imprimir un post-it no hubo ni un segundo de duda (la caligrafía no es lo mío…).

¿Imprimir un post-it? En un primer momento me pareció difícil pero en internet siempre hay alguien que ya ha encontrado la forma de hacer eso que piensas, así que… ¡para qué volver a inventarlo!

A través de un par de páginas encontré la plantilla sobre la que se basa esta dinámica: quien la hizo buscaba otra utilidad más ‘molona’, pero para nuestros eventos de formación con grupos nos sirve perfectamente. La plantilla original apareció en la web de la catequesis dominical de una iglesia mormona de EE.UU. (www.sugardoodle.net) a la que llegué desde www.cosasmolonas.com. He hecho algunos cambios en Word para actualizarla y adaptarla.

 

La plantilla

La plantilla la puedes descargar desde el link que ha dejado al final del artículo. Es un documento en Word con varias páginas

  • la primera tiene el contorno dibujado de 6 post-it de tamaño estándar (3 pulgadas, o unos 7 cms): el contorno nos servirá de guía para ir pegando sobre ellos nuestros post-it de forma ordenada.

    • Esta primera página debes imprimirla siempre tal cual, sin añadir nada en ella. Te servirá para ir pegando en ella tus post-it de forma que coincidan con el texto que vas a escribir en los siguientes recuadros…
  • Desde la segunda en adelante, cada hoja tiene otros 6 huecos del mismo tamaño, pero sin contorno (normalmente nuestras frases/ preguntas van sin enmarcar; en otro caso, puedes cambiarlo entrando en ‘formato de forma-> contorno->color’). Los huecos son cuadros de texto, en los que iremos escribiendo el contenido.

    • El texto tiene un estilo adecuado para que quede centrado y a un tamaño adecuado: puedes cambiarlo para que se adapte a tu texto.
    • Con las posibilidades que ofrece Word y el uso de la impresora es posible añadir como fondo de nuestros post-it impresos una imagen (difuminada, para que no dificulte la lectura del texto) de nuestra empresa, la empresa del cliente en la que impartes la acción formativa, etc (Ver imagen)

Una vez impresa la primera hoja de la plantilla, pegamos en los recuadros nuestros post-it. Lo primero es averiguar el sentido en el que tu impresora coge e imprime las hojas; debes colocar la que lleva tus post-it en el sentido adecuado y que de esta forma no se atasque dentro de la impresora entre los rodillos de arrastre del papel.

20160629_181312

 

Uso en tu acción formativa o evento20160630_192606

Con los post-it ya impresos puedes usarlos de varias formas, según convenga a la dinámica de tu acción formativa.

Al comienzo, conforme se van presentando los participantes o una vez que todos lo han hecho (‘como muestra de agradecimiento por tu participación te hago un regalo…’): leyendo en voz alta la pregunta después de explicar que no requieren contestación en público si no se desea (son preguntas abiertas, para pensar…). El contenido de las preguntas puede anticipar la materia de la acción formativa por lo que los participantes pueden no tener toda la información, pero les generará interés por lo que viene después. ¿Y qué mejor manera de empezar un curso que recibiendo un regalo?

Puedes hacer tu regalo en forma de pregunta después de una dinámica ‘activa’, tras la que convenga introducir cinco minutos de reflexión…

Al acabar tu acción formativa, como paso previo a la despedida de la acción formativa, para que -además del recuerdo de tu curso y el material que entregues- les quede una herramienta adicional en forma de regalo, una llama viva de ese curso en forma de pregunta abierta.

En cualquier caso, después con el post-it en su pantalla de ordenador, o en su mesa de trabajo o estudio, la pregunta abierta debe permitirles recordar algo de lo que aprendieron en tu curso y seguir aprendiendo con la respuesta que cada uno de los participantes vaya buscando.

¡Espero que te sirva!

 

 

Descarga desde aquí la plantilla en Word, lista para usar

 

Share Button

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *