Qué es un coach ejecutivo


El coach ejecutivo es un profesional que ha recibido una formación específica para desarrollar unas competencias definidas, que le permiten generar, mantener y culminar ese proceso de mejora en que hemos visto que consiste el coaching. Las diversas escuelas o métodos de trabajo de coaching hacen hincapié en unas u otras competencias, pero en general vamos a encontrar un puñado de ellas en las que todos los modelos coinciden.

Esta tabla doble recoge las competencias del coach que exigen ICF o AECOP para convalidar la formación profesional que recibe un coach. En ambas columnas nos encontramos con valores y principios parecidos, aunque se expresen con distinto detalle o terminología:

11 Competencias ICF

9 Competencias AECOP

Adherirse al código deontológico y estándares profesionales

 Capacidad de comprender la ética y los estándares del coaching y de aplicarlos apropiadamente en todas las situaciones de coaching.

Auto-comprensión y auto-conciencia:

Demostrar consciencia de los propios valores, creencias y comportamientos,. Reconocer cómo estos afectan su práctica y utilizar esta conciencia de sí mismo para manejar su eficacia en el cumplimiento de los objetivos del cliente, y en su caso, del patrocinador

Establecer el acuerdo de coaching

Habilidad de entender lo que se necesita en cada interacción específica de coaching y establecer el acuerdo con cada nuevo cliente sobre el proceso y la relación de coaching.

Compromiso con el desarrollo personal:

Explorar y mejorar la calidad de su práctica y mantener la reputación de la profesión

Establecer Confianza e Intimidad con el cliente

Habilidad para crear un entorno seguro que contribuya al desarrollo de respeto y confianza mútuos

La gestión del contrato:

Establecer y mantener las expectativas y los límites del  contrato de coaching con el cliente y, en su caso, con los patrocinadores.

Estar Presente en el Coaching

 Habilidad para tener plena conciencia y presencia y crear relaciones espontáneas de coaching con el cliente, usando un estilo abierto, flexible y que demuestre seguridad y confianza

Construcción de la Relación:

Hábilmente construye y mantiene una relación efectiva con el cliente, y en su caso, con el patrocinador.

 Escuchar activamente

Habilidad para enfocarse completamente en lo que el cliente dice y lo que no dice, entender el significado de lo que se dice en el contexto de los deseos del cliente , y apoyar al cliente para que se exprese en su totalidad

Facilitando  Insight y Aprendizaje:

Trabajar con el cliente y el promotor para lograr comprensión y aprendizaje

 Realizar preguntas potentes

Habilidad de hacer preguntas que revelen la información necesaria para sacar el mayor beneficio para el cliente y la relación de coaching

Resultados y orientación a la acción:

Demostrar el acercamiento, y uso de las habilidades, en el apoyo al cliente para realizar los cambios deseados

 Comunicar Directamente

Habilidad para comunicarse de manera efectiva durante las sesiones de coaching, y utilizar el lenguaje de modo que tenga el mayor impacto positivo posible sobre el cliente

Uso de Modelos y Técnicas:

Aplicar modelos y herramientas, técnicas e ideas más allá de las habilidades de comunicación básicas a fin de lograr la comprensión y el aprendizaje

 Crear consciencia

 Habilidad de integrar y evaluar con precisión múltiples fuentes de información y de hacer interpretaciones que ayuden al cliente a ganar consciencia y de ese modo alcanzar los resultados acordados

Evaluación:

Reunir información sobre la eficacia de su práctica , contribuyendo  a establecer una cultura de evaluación de los resultados

Diseñar acciones 

Habilidad para crear con el cliente oportunidades para desarrollar aprendizaje continuo, tanto durante el coaching como en situaciones de la vida o el trabajo, y para emprender nuevas acciones que conduzcan del modo más efectivo hacia los resultados acordados

Planificar y Establecer Metas

 Habilidad para desarrollar y mantener con el cliente un plan de coaching efectivo

Gestionar Progreso y Responsabilidad

 Capacidad de poner la atención en lo que realmente es importante para el cliente y dejar la responsabilidad para actuar en manos del cliente

Por esta exigencia de unas habilidades competenciales concretas podemos distinguir lo que es un coach profesional (al que nos referimos en esta web) del concepto que se ha generalizado en algunos ambientes no profesionales como argumento de ventas de otro tipo de servicios: un coach para tu dieta, un coach para tu ‘putt’ (en el golf), un coach para enseñarte a cantar en tv…

 

Share Button

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *